5 características del TDAH

El TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactivida) es uno de los motivos de consulta más comunes en psicólogos y terapeutas, sobre todo en niños. Hay estudios que indican que al menos el 5% de la población infantil a nivel mundial son diagnosticados con TDAH.

Tipos de TDAH

Generalmente esta condición se manifestar por vez primera en pequeños en edad escolar, presentando algunos de estos signos: incapacidad para concentrarse, hiperactividad y toma de decisiones de manera impulsiva. Existen tres tipos de TDAH, que se pueden diferenciar según los síntomas que sean más frecuentes:

TDAH de predominio impulsivo e hiperactivo

Es el tipo menos común, el niño presenta signos de hiperactividad y necesidad de movimiento constante, al mismo tiempo, muestra un comportamiento impulsivo, sin mostrar signos de falta de atención o distracción.

TDAH con predominancia desatento

Los niños con este tipo de TDAH se muestran muy desatentos, se distraen fácilmente y se les dificulta prestar atención o concentrarse en una sola actividad y hacerla de principio a fin.

TDAH de presentación combinada

Es el tipo más común de TDAH, en el que el infante presenta comportamiento impulsivo e hiperactivo, además de distraerse fácilmente y mantener una constante lucha por mantenerse atento. A continuación mencionamos las principales características del TDAH, teniendo en cuenta que esta condición puede presentarse también en adultos.

Dificultad de concentración y atención

Suele presentarse en situaciones sociales, laborales o académicas. Se presentan en una intensidad de desadaptación que dura unos 6 meses aproximadamente y en discordancia con el nivel de desarrollo de la persona. Por ejemplo: dificultad para establecer orden en sus tareas o responsabilidades caseras; dificultad vestirse, hacer tareas; a menudo olvida sus tareas cotidianas, como cepillarse los dientes, bañarse.

Impulsividad

Incapacidad o falta de autocontrol para inhibir la conducta y también dificultad para una respuesta espontánea. Dificultad para controlar su conducta, y al mismo tiempo, para controlar sus emociones, tampoco controla sus pensamientos; dificultad para pensar antes de actuar; se muestra impaciente; le falta planificación, es poco previsivo.

Hiperactividad

Es una especie de conducta hiperactiva o desmedida ante situaciones, presentan problemas para inhibir la conducta, en este caso la motora, aunque también la conducta vocal se presenta haciendo ruido con la boca o tarareando.En los niños este es uno de los síntomas que más llama la atención del trastorno y por el cual los profesores se ven en la necesidad de alertar a los padres.

Perfil de personalidad, pensamiento y conducta

Hay una importante dificultad para regular emociones, valorar la consecuencia de sus actos, para mantener la constancia en su trabajo, y para mantener estabilidad en las relaciones familiares y sociales.

Presentan enfoque complementario positivo

Las personas con TDAH presentan esta característica muy propia, que aportan un gran valor a sí mismas y a la sociedad en general. Son personas entusiastas, creativas, aplicadas, sensibles al sufrimiento ajeno, muy trabajadoras por las causas que los motivan. Además, tienen capacidad de producción bien alta y tienen la capacidad de plantear soluciones a conflictos en los que otros no pueden.

¿Qué te pareció este artículo? ¿Quieres saber otras características del TDAH? Déjanos tu comentario.

Si deseas más información sobre nuestro colegio especializado en niños con TDAH puedes contactarte con nosotros o dejarnos tu comentario en este post. Recuerda que tenemos inscripciones abiertas todo el año.

Imagen de pressfoto vía Freepik.es bajo licencia creative commons.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.