Papá y mamá: no hagan esto

Papá y mamá: no hagan esto - Educación para niños con TDAH y trastornos conductuales

Los padres en siempre están buscando ganar el amor de sus hijos, en algunas ocasiones hacen cosas que en lugar de beneficiarlos terminan perjudicándolos, porque no los dejan crecer por sus propios medios, para que aprendan a afrontar los retos de la vida.

Seamos padres responsables

Los padres deben ser conscientes de la formación y crecimiento de sus hijos, hay que dejarlos crecer y ser dueños de su propia vida pero esto no significa abandonarlos a su propio destino, por el contrario, la orientación y los consejos oportunos siempre son muy necesarios.

Papá y mamá por favor no hagan esto

Por el bienestar y crecimientos de sus hijos, padres, no hagan esto cuando se trate buscar lo mejor para ellos:

No los limiten en sus expresiones

Por el contrario, déjenles que ellos expresen abiertamente sus sentimientos de enojo, tristeza, alegrías, frustración, estrés, angustias, preocupaciones, entre otros sentimientos. Lo recomendable es canalizar y encauzar esos sentimientos para que no caigan abatidos y lleguen a situaciones extremas y lamentables a veces.

No los comparen con otros niños

Las comparaciones siempre resultan odiosas y frustrantes, cada ser humano nace con sus propias virtudes, aciertos, defectos y su manera única de ser, expresarse y sentir, por eso no podemos comparar unos niños con otros, porque apenas están en ese proceso de desarrollo.

No eviten que afronte sus problemas

Los problemas son necesarios siempre ya que dejan enseñanzas que ayudan en la formación del carácter del niño. Evitárselos no ayuda en nada, por el contrario, el niño pudiera pensar que no son sus propios problemas, sino de sus padres, y son ellos los que deben buscar la solución y con esto no se le crea responsabilidad por sus actos con sus respectivas consecuencias.

No hagan todo por ellos y no mencionen que no pueden hacerlo

Es un grave error hacer todo por ellos, creerán que la vida es muy fácil vivirla, sus padres hacen lo que ellos deberían hacer, de esta manera, no valorarán el esfuerzo ni el sacrificio. Decirles que no pueden hacer las cosas es como si se les dijera que son inútiles, que no son capaces, que no tienen la fuerza, los conocimientos, las habilidades, las destrezas para poder enfrentar la vida y valerse por sus propios medios.

Lo mejor es darles las herramientas necesarias y los conocimientos requeridos para que enfrenten la vida y crezcan con la solidez y fuerza que la misma vida les va exigiendo.

A los niños hay que tratar de integrarlos, en la medida de las posibilidades, en todos los quehaceres del hogar, enseñarles valores, generarles confianza, hacerles ver lo importantes que son para el hogar, para sus padres, para sus hermanos y familia.

No hagan promesas que no van a cumplir

Algo muy importante que deben evitar los padres es hacer promesas y luego no cumplirlas, eso trae frustración y luego llega la desconfianza y la pérdida de credibilidad. Una promesa es un compromiso de palabras, en la cual una de las partes se compromete con la otra a hacer algo. Hay que ser cuidadoso cuando se hacen promesas y no se cumplen, no importa si la promesa es superficial para un adulto, pero para un niño sigue siendo importante. El sentimiento de la decepción trae consecuencias a largo plazo muy lamentables.

¿Qué te parecieron estos consejos? ¿Hay alguna otra cosa que consideres que los padres NO deberían hacer en la crianza de sus hijos?

Si deseas más información sobre nuestro sistema educativo puedes contactar con nosotros o dejarnos tu comentario en este artículo.

Imagen de freepik vía Freepik.es bajo licencia creative commons

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.