7 señales de depresión en niños con TDAH

7 señales de depresión en niños con TDAH - Colegio para niños con TDAH

Los niños a menudo presentan miedo y preocupaciones, lo que los lleva sentirse tristes y desesperanzados, sobre todo en la etapa de desarrollo. Casos por ejemplo, cuando están pequeños y se separan de los padres para ser llevados al colegio, aun cuando estén seguros al cuidado de otra persona, se sienten angustiados, y si estos sentimientos se arraigan mucho, pudiéramos estar en presencia de ansiedad o depresión.

La depresión

La tristeza o la desesperanza forma parte de la vida de los niños, sin embargo, cuando los niños pierden el interés por las cosas que antes disfrutaba, o se ponen tristes, o se sienten desesperanzados e indefensos en algunas situaciones, y si se torna persistente esta situación, pudiéramos estar en presencia de caso de depresión.

Algunos signos de depresión en niños con TDAH

Estos pueden ser los síntomas o comportamientos que presentan un niño cuando está pasando por una etapa depresiva, hay que estar atentos:

  • No hace cosas divertidas ni las disfruta cuando son divertidas.
  • Cambio en los patrones de sueño, duerme más de la cuenta o menos de lo recomendado.
  • Dificultad para prestar atención en las cosas que hace.
  • Sentirse culpable, inútil o despreciado.
  • Cambios en los patrones de alimentación o come mucho o deja de comer.
  • Se siente triste, irritable, desesperanzado la mayor parte del tiempo.
  • A menudo se siente cansado, sin energía ni fuerzas e inquieto.

Hay que prestarle la debida atención, cuando la depresión llega a extremos, los niños pueden planear el suicidio, sobre todo cuando están en la edad comprendida entre los 10 y 24 años. A menudo los niños no hablan de su situación o no parecen estar deprimidos o tristes.

La depresión podría hacer que el infante cause problemas o actúe sin aparentes motivos, y el entorno familiar no nota ninguna depresión o simplemente lo califican de forma incorrecta, como alborotador o perezoso. La detección oportuna y la ayuda profesional son fundamentales para evitar males mayores y lamentables.

Tratamiento oportuno

Es importante que se haga una evaluación efectiva y meticulosa, a fin de obtener un buen diagnóstico y ofrecer el mejor tratamiento. El profesional podría indicar una combinación de tratamiento, que incluya terapia infantil y familiar, además de incluir la escuela como complemento.

La terapia cognitivo conductual, es un tipo de terapia que se usa para tratar la depresión o la ansiedad, sobre todo en niños mayores, ayudando a los niños a que cambien los pensamientos negativos de manera eficaz, efectiva y positiva. Con la terapia del comportamiento se trata la ansiedad, en ella se puede incluir a los niños para que aprendan a enfrentar y manejar los síntomas de ansiedad y depresión, exponiéndolos de forma gradual a sus propios miedos, enseñándoles a aprender que no suceden cosas malas.

¿Qué te parece este tema? ¿Has visto alguna de estas señales en tus hijos?

Si deseas recibir más información sobre este y otros temas de interés puedes seguirnos en nuestras redes sociales. No olvides que tenemos inscripciones abiertas todo el año.

Imade freepik vía Freepik.es bajo licencia creative commons.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.