¡Con los niños no! Previniendo el maltrato infantil

¡Con los niños no! Previniendo el maltrato infantil - Colegio para niños con TDAH

El mundo en el que vivimos está lleno de cosas lindas, cosas maravillosas para que podamos conocer y explorar y para que los niños puedan crecer y ser felices, sin embargo, esa no siempre es la realidad. En días recientes ha estado rodando por redes sociales un video en el que se ve a un profesor de La India golpeando fuertemente a uno de sus alumnos. La razón: el niño había tomado agua de su botella y se trataba de un niño de escasos recursos. La consecuencia: el niño murió a causa de los múltiples golpes que su pequeño cuerpo no tenía la fuerza suficiente para resistir, sobre todo porque venían de un adulto, alguien más grande y con más fuerza que él y, supuestamente, con mayor madurez e inteligencia.

¿Qué es lo que tenemos que decir?

En este caso en particular TODO está mal, sin embargo, no queremos hacer publicidad de ese video sino más bien queremos hacer una reflexión que nos lleve a pensar que los niños merecen todo nuestro amor, nuestra atención y nuestros cuidados. Los niños son pequeñas esponjas que absorben todo lo que ven y que en el futuro podrán usarlo como herramientas que podrán construir vidas o destruir caminos, todo dependerá del ejemplo y la educación que hayan recibido.

Los niños “especiales”

Este término realmente es algo que define lo que son estos niños que tienen algún tipo de condición neurocognitiva como el autismo, asperger, síndrome de Down o similares, se trata de personas muy especiales que están en este mundo como muestras de que no es necesario tener mucho más que amor, comprensión y respeto hacia el otro, aceptando sus diferencias y sabiendo sonreír cuando algo nos gusta o enojarnos cuando algo nos molesta, sin que este enojo signifique agresividad o violencia.

Medidas de prevención

Ante situaciones de maltrato que pueden presentarse, como los del mencionado video o los cientos de casos que se ven a diario, hay varias medidas que podemos tomar en casa para prevenirlo, vamos a ver las más sencillas.

1. El trato en el hogar es fundamental: un niño que es maltratado en su casa se convertirá en un niño agresivo con su entorno y más adelante será un adulto maltratador, así que una de las maneras más simples y eficaces para reducir la violencia y el maltrato es precisamente, evitar maltratar a los niños.

2. Fomentar el diálogo franco y abierto: es verdad que pueden darse situaciones en la que los adultos perdemos la paciencia con los niños, pero ante todo es importante poder respirar, tomarse unos segundos para calmarse y luego hablar. Un diálogo abierto que no sea exclusivo del niño con sus padres, también puede darse con sus maestros y con cualquier figura de autoridad que deba reprenderlo por alguna razón o que pueda ser para él un modelo a seguir.

3. El juego que cura el alma: los niños necesitan jugar, divertirse, recrearse, explotar su creatividad. Crear para ellos entornos de juego seguros donde puedan estar supervisados por adultos responsables, hará que estos niños estén contentos y drenen todas sus energías y se conviertan en personas de bien que pueden compartir con otros, entendiendo sus diferencias y respetando los espacios de cada uno, aprenden a seguir normas, a ser solidarios,trabajar en equipo, apoyo mutuo entre otros tantos beneficios que el juego les trae. Como adultos, debemos darnos la posibilidad de participar en estos juegos con los niños, involucrarnos, escucharlos, para nosotros eso será una terapia que alivie el estrés del día a día y para ellos será el mejor momento para convertirse en aliados, amigos y cómplices de padres, maestros y/o adultos responsables de su cuidado.

4. Seamos comprensivos: Los adultos tenemos que entender que los niños no piensan y no razonan igual que nosotros, los pequeños ven el mundo de una manera distinta, para ellos no hay valor en el dinero y no hay clases sociales o razas, su mirada es pura e inocente. Un niño no es capaz de defenderse ante la violencia, por eso es muy importante que los adultos podamos comprender la realidad de cada niño y podamos ser ejemplos de amor y de justicia para ellos.

5. No pretendamos que los niños sean adultos: un error muy común que cometemos padres, maestros y muchos adultos en general, es pretender que los niños piensen y razonen como personas adultas y esto no debe ser así, los niños aun no tienen suficiente madurez para comprender muchas cosas que solo se pueden comprender en base a las experiencias vividas, así que nos toca a nosotros entenderlos a ellos, bajar a su nivel y hacernos niños también.

Haciéndonos como niños podríamos reducir toda esta ola de maltratos y de situaciones desagradables que llenan de tristeza muchos hogares de México y del mundo. Hacernos como niños, jugar con ellos, reír con ellos, pero sobre todo, comprenderlos y amarlos, esto es lo que hará que el mundo sea mejor y que avancemos hacia una sociedad más justa y equilibrada.

¿Qué opinas sobre esto? ¿Cómo tratas a los niños que tienes en tu entorno?

En el Colegio Sor Juana Inés de la Cruz tenemos inscripciones abiertas todo el año y trabajamos con especial énfasis en niños con TDAH y problemas de conducta. Si deseas más información puedes contactarnos o dejarnos tu comentario en este artículo.

Imagen de senivpetro vía Freepik.es bajo licencia creative commons.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.